La leyenda de Hanako-San

La leyenda de Hanako-San

Hanako es una niña fantasma muy popular en Japón. La leyenda de Hanako-San no tiene fecha de origen aparente, ya que es una historia de terror tradicional de ese país y es conocida por todos, especialmente por la gente joven.

Hanako-San es una niña japonesa que se dedica a acechar estudiantes en los baños de las escuelas de Japón. Muchas versiones afirman que es una niña y otras una adolescente. Los japoneses la llaman “Hanako la del baño”.

La apariencia de Hanako es la de una muchacha con el cabello corto, negro y liso. Siempre se la describe con ropa de color rojo y además, posee unos ojos totalmente negros sin pupilas.

Según cuenta la leyenda de Hanako-San, ella es capaz de asesinar a las personas con la mirada.

Hanako-San aparece en el tercer cubículo de los baños del tercer piso de las escuelas. En algunas versiones, se comenta que aparece en el cubículo número 4, ya que, se cree que el número 4 en Japón es un número maldito debido a su pronunciación que es similar a la pronunciación de la palabra “Muerte”.

El espíritu de Hanako se encuentra exclusivamente en el baño de las mujeres, pero es capaz de aparecerse tanto a hombres como a mujeres. Ella prefiere los baños sucios, con mal olor y que se encuentren en estado de abandono. Es por esto que los japoneses están tan obsesionados con la limpieza y los profesores inculcan este hábito; todo para evitar que Hanako haga su aparición.

Hanako se le aparece a las personas que se encuentran solas en los baños. Lo primero que notarás serán ruidos extraños provenientes del tercer o cuarto cubículo de los mismos.

Si eres los suficientemente valiente o estúpido para abrir la puerta después de escuchar sus ruidos, esta aparecerá.

Según una versión de la leyenda de Hanako, esta te asesinará por haber interrumpido su descanso.

Otra versión de la historia cuenta que Hanako es capaz de concederte un deseo si se lo pides.

Para realizar el ritual de invocación de Hanako para pedirle un deseo es necesario que te ubiques al frente del cubículo, toques tres veces y que luego la llames por su nombre. Las probabilidades que te responda son bajas, pero si lo hace, esta responderá susurrándote.

Es en este momento en donde debes pedir el deseo, pero esta solo te lo concederá si eres un buen estudiante, o si tienes algo que dar a cambio.

Hanako era una buena estudiante que se destacaba por sacar buenas calificaciones. Ella era considerada una chica “normal” según quienes la conocieron, aunque era víctima de un intenso bullying que estaba relacionado con sus calificaciones y su obsesión por convertirse en la mejor de la escuela.

Fue tanto el acoso que esta no aguantó más, y fue orillada a suicidarse en el cuarto/tercer cubículo del baño donde ella estudiaba. Desde entonces su alma quedó atrapada en el mundo terrenal y se dedica a molestar a los inocentes que se adentren solos en el baño de las chicas y a ayudar a los estudiantes que obtengan buenas calificaciones.

En la mayoría de las versiones de la leyenda japonesa de Hanako es representada como un espíritu inofensivo o neutral que no hará daño a nadie siempre y cuando no sea molestado. De todas formas, las mujeres japonesas siempre van en grupo a los baños para evitar que Hanako se manifieste y les cause problemas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad